Los biomarcadores permiten reducir los tiempos y costes de los nuevos ensayos clínicos

18.07.2018 ensayos

La introducción de la genómica en la investigación ha provocado un cambio de paradigma en la industria de los medicamentos, sobretodo en el campo de la oncología.

Un ensayo clínico consiste en evaluar un fármaco en seres humanos para valorar su seguridad y eficacia. Si por ejemplo se compara un fármaco aprobado con otro experimental, lo que se pretende es averiguar si el nuevo medicamento será más beneficioso que el que ya se utiliza en la práctica clínica habitual.

En la actualidad de la investigación existen nuevos ensayos clínicos dirigidos: por un lado están los “basket trials” o “ensayos tipo cesta” en los que los pacientes comparten ciertas características moleculares, como podría ser una misma mutación genética, independientemente de que tengan el mismo tipo de órgano afectado. Por otro lado, encontramos los “umbrella trials” o “ensayos tipo paraguas”, en los cuales personas que esta vez sí comparten el mismo tipo de órgano afectado, se separan en grupos según los diferentes biomarcadores expresados.

Tal como indica Amelia Martín Uranga, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, “Estamos ante modelos de ensayos clínicos más dinámicos y activos, que implicarán tomar decisiones respecto a los fármacos con más rapidez“, abaratando además los costes de todo el proceso.

Fuente: ABC Salud

Foto: ABC Salud

©2018ONCOLOGÍA PERSONALIZADA powered by BioSequence

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account