Inmunoterapia y quimioterapia: dos nuevas aliadas.

immunotherapy-sp-fb

La irrupción de la inmunoterapia en cáncer ha supuesto un cambio de paradigma. Ensayada y empleada inicialmente en fases diseminadas del cáncer, datos comunicados en la última Reunión de la Asociación Americana de Oncología Clínica celebrada a primeros de julio de 2021, indican su utilidad ahora también en estadios iniciales, poniendo sobre la mesa si será capaz de desplazar a la quimioterapia como estándar terapéutico y su posible beneficio universal en neoadyuvancia, coadyuvancia y adyuvancia.

Aplicación en situaciones diferentes

Dos novedosos trabajos en cáncer de pulmón – el IMPower 010 y el Check Mate 816-, ya anticipan que la inmunoterapia va a tener un papel en pacientes quirúrgicos en dos situaciones diferentes: previa intervención o post-cirugía.

El IMpower 010 es el primero en ofrecer datos mundiales de supervivencia libre de enfermedad en el 25-30% pacientes con cáncer de pulmón no microcítico, al ser tratados con inmunoterapia en la fase inicial como adyuvante tras cirugía. Por su parte, el Check Mate 816, que analiza la administración de quimio más inmunoterapia previas a cirugía, indica que, el grado de enfermedad residual es inferior cuando se combinan ambas que cuando se administra sólo quimioterapia.

Optimización, no reemplazo

Sin embargo, los especialistas señalan que no se dejara de administrar quimioterapia, ya que ésta sigue siendo la base de tratamiento de muchos tumores. Cierto que en muchos de ellos la inmuno puede ayudar, no se habla de un recambio sino de una complementación terapéutica. La clave se encuentra en la identificación de subgrupos de pacientes con mayor o menor respuesta a la actividad de la inmunoterapia.

Retos presentes y futuros  

No hay duda de que la inmunoterapia ha supuesto una revolución en oncología. Quedan preguntas que los estudios básicos y clínicos, así como la experiencia asistencial, irán respondiendo, pero se prevé que su aplicación se incrementará considerablemente en los próximos años.

A pesar de que la toxicidad producida por la inmunoterapia es menor con respecto a la quimio, no está completamente exenta de ella. El manejo de los efectos adversos deberá mejorar en cuanto a la selección previa de qué pacientes van a padecerlos.

Puede leer la noticia completa aquí

©2021ONCOLOGÍA PERSONALIZADA powered by BioSequence

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account